Recomendaciones para una buena gestión empresarial

gestion-empresarial

Recomendaciones para una buena gestión empresarial

Una buena gestión empresarial es fundamental a la hora de dar un futuro a tu empresa o negocio. Aquí os dejamos una serie de consejos y recomendaciones sobre lo que es una buena gestión empresarial y de recursos humanos.

1. Piensa y define la estrategia que va a seguir tu empresa. Si tienes una estrategia, un plan bien definido, es muy posible que llegues al destino que te has marcado. Un barco, aunque esté perdido en el mar, si ve la luz del faro, llega. El faro es la meta y la luz es la estrategia que le lleva a ella. Si no tienes esa estrategia, puede que gastes mucha energía y recursos para llegar, porque no sabes el camino y puede que te pierdas a la hora de cruzarlo.

2. Define qué no quieres ser. Establecer una estrategia también implica renuncia. Cuando una empresa planifica su estrategia no solo tiene que definir lo que quiere ser en el futuro, sino también lo que no quiere ser. Por ejemplo, es imposible abarcar todo el mercado, debes centrar tus esfuerzos en una parte de él.

3. Establece un presupuesto completo. Cualquier estrategia debe estar presupuestada, si no es posible que prescindamos de ella o que no se haga correctamente. Hay que prever recursos humanos y económicos para todo lo que queramos conseguir.

4. Estudia tu contexto. Por un lado, debemos analizarnos a nosotros mismos. Si llevas mucho tiempo en una misma actividad es muy útil hacerse una pregunta: ¿si no estuviéramos haciendo esta actividad, la haríamos? ¿O seguimos por inercia? También debes estudiar qué sucede fuera de la empresa y, sobre todo, observar a los no clientes. De ellos podemos aprender cómo crecer y captar nuevo mercado y cuáles son nuestros defectos.

5. Analiza las pérdidas, pero también los crecimientos rápidos. Es obvio que tenemos que revisar la estrategia definida si tenemos pérdidas significativas. Pero también debemos tener mucho ojo con los crecimientos muy rápidos. No es algo normal y, si no se analiza detalladamente, puede que después caigamos en picado.

6. La contratación de personal es importante. Para decidir quién ocupará un puesto de trabajo es necesario tomar una serie de decisiones. En primer lugar, reflexiona sobre la tarea que se desea asignar, sobre cómo juzgar a los candidatos. Cuando tengas a los principales candidatos seleccionados, es necesario que busques referencias de cada uno de ellos para tener una opinión variada. Y, por último, una vez seleccionado el candidato que ocupará el puesto de trabajo, tienes que asegurarte de que la persona entienda bien qué se espera de él y cómo puede conseguir sus objetivos.

7. Para desarrollar tu empresa, desarrolla a las personas. La gestión empresarial moderna apunta directamente al desarrollo de las personas. Desarrollando a los componentes de una empresa se desarrolla la empresa de forma automática convirtiéndose en una empresa competitiva.

bsi

No hay comentarios

Comentar