¿La incertidumbre política en España frenará la inversión?

¿La incertidumbre política en España frenará la inversión?

Invertir en la economía española

incertidumbre-BSInvestmentEl tiempo que lleva España con un Gobierno en funciones genera cierta incertidumbre económica a medida que los meses van transcurriendo y no se llega a un acuerdo entre partidos políticos.

Los economistas y las Casas de Análisis apuntan que esta situación de inestabilidad está freanando los criterios de la inversión y por tanto que se genere empleo. Un indicador económico que apoya esta premisa es el PIB. Dichos economistas indican que el crecimiento del Producto Interior Bruto podría empezar a frenar a partir del segundo trimestre del año. Según Daniel Lacalle, director de Inversiones de Tressis Gestión. “La situación política podría hacer que el PIB se frene del 2,7% previsto al 1,5%, con lo cual la creación de empleo se detendría”.

Es cierto que sería saludable para la economía española y la consiguiente inversión que la situación de transitoriedad política se solucione cuanto antes ya que varios indicadores comienzan a evidenciar un frenazo de la confianza, de la actividad de la industria y una paralización de las inversiones. El Indicador de Confianza del Consumidor retrocedió 3,9 puntos en febrero, hasta los 95,2, arrastrada por el retroceso de las expectativas.

De todas formas el Indicador de Confianza no es un dato puntual puesto que en los primeros meses del año también ha habido una reducción del consumo de energía eléctrica (del 3,2% en enero al 1% en febrero) y del consumo de cemento (del 5,3% en 2015 al 1,1% en enero). Estos dos indicadores mostrarían el frenazo en la actividad. Además, la falta de un único interlocutor puede dificultar la atracción de grandes infraestructuras. Un economista apuntaba que los efectos de esta menor capacidad “se notarán en las inversiones del segundo y el tercer trimestre, lo que provocará que la creación de empleo se ralentice del entorno del 3% actual hasta el 2,2%, con posibles riesgos a la baja”.

Patronales como Exceltur han realizado un análisis cuantitativo de lo que supondrá la inestabilidad política, un coste de 900 millones para el turismo español. Empresarios como Ana Botín o José Luis Bonet también han avisado de las consecuencias negativas de que no haya un Ejecutivo estable. También se han pronunciado el Instituto de la Empresa Familiar, el Círculo de Economía de Barcelona o el Círculo de Empresarios.

No obstante, es conveniente no adelantarse, relativizar y poner todo en el punto adecuado ya que si se analizan los indicadores económicos y la confianza de los empresarios, de momento no hay evidencia de que se estén produciendo efectos adversos concretos para la economía actual. El presente de la economía española es alentador. España creció a un ritmo del 3,5% a fecha final de 2015 y se crearon 522.000 puestos de empleo. Además, las exportaciones y llegada de turistas a nuestro país batieron records.

bsi

No hay comentarios

Comentar