Identifica a los inversores perfectos para tu empresa

hand-shake

Identifica a los inversores perfectos para tu empresa

Recaudar fondos para una startup es una de las experiencias más emocionantes y más estresantes para un empresario. Al principio, parece que un sinfín de oportunidades se abren ante ti, en el mundo abundan los fondos de capital de riesgo y existen cientos de miles de inversionistas privados o business angels. Con tantas opciones, la misión parece ser sencilla. Por desgracia, no dejes que los números te engañen. Conseguir los recursos necesarios para empezar con el negocio, en el mejor de los casos, tardará varios meses, y si no tienes cuidado, puede convertirse en una tarea interminable. Sin embargo, no tiene por qué ser así.

Te proponemos cinco estrategias que puedes afrontar para hacer que el proceso sea más productivo y eficiente.

1. Crea una lista de objetivos relevantes

Este es el primer paso crítico. Reducir las opciones es la clave para un proceso eficiente. En la primera ronda de selección puedes identificar los fondos y las personas que tienen un buen historial de inversión en el segmento de mercado en el cual quieres abrirte camino. En esta primera fase lo ideal sería que te quedaras con una lista de 15 a 20 fondos y de 25 a 50 personas relevantes. Después habrá que investigar en qué empresas han invertido exactamente y si estos inversores tienen una inclinación por una oportunidad como la tuya.

2. Evita los inversores potencialmente conflictivos

Una vez que hayas creado la lista, asegúrate de que ninguno de estos individuos o fondos tiene inversiones en compañías que puedan ser competitivas para tu negocio. Por razones obvias, no desearás tu inversor se convierta en un obstáculo que limite tu crecimiento u obtenga acceso a información confidencial que podría utilizar para favorecer a tus competidores. La mejor manera de evitar esto es hacer una revisión exhaustiva de sus perfiles y páginas web para ver qué empresas son parte de su cartera. Si no está claro, o no parece ser una “situación confusa” (es decir, una startup que no compite directamente, pero que podría hacerlo en el futuro), solo tienes que sugerir la pregunta en el primer encuentro.

3. Encontrar un conocido común

Si esta es tu primera experiencia buscando inversores, lo más probable es que no tengas relaciones con muchos de estos inversores. La idea que nos viene a la cabeza sería ponerse en contacto con ellos a través de una llamada o un correo electrónico. ¡No lo hagas! La mayoría de los inversores se encuentran con muchas oportunidades y su tiempo para evaluar cada uno de ellos adecuadamente es muy escaso. Las ofertas que no vienen a través de contactos de confianza tienden a ser también las que son ignoradas. El reto será encontrar un conocido común con tu potencial inversor y pedirle un encuentro. Las posibilidades de conseguir una respuesta y el inicio de un diálogo mejoran exponencialmente. LinkedIn es un gran recurso para esto.

4. Obtener información de terceros

Como estás encontrando diferentes puntos de acceso a un inversionista, también podrás empezar a recopilar diferentes puntos de vista sobre como suelen trabajar esos inversionistas en los que estás interesado. ¿Tienden a ser activos o inactivos? ¿Es su participación un apoyo o una distracción? ¿Entienden el riesgo de la inversión? Una buena manera de reunir esta perspectiva es contactar con algún responsable de las compañías en las que el inversor ya está involucrado. Después tendrás una imagen más clara.

5. Analiza cómo evoluciona la relación

Una vez que hayas pasado el encuentro inicial, si va bien, te reunirás de nuevo. Si va realmente bien, tendrás múltiples reuniones, particularmente si la inversión requerida es sustancial. Ten en cuenta que el inversor está usando estas interacciones para conocerte y ver si tienes todo lo que se necesita para implementar tu plan de negocio. Tú deberías hacer lo mismo. Tómate el tiempo para asegurarte de que su participación es lo que realmente quieres. Esto es una prueba para ambas partes pero, en definitiva, lo que quieres es trabajar con personas que sean un apoyo y ayuda, en las buenas y en las malas.

bsi

No hay comentarios

Comentar