Estrategias para maximizar el valor de tu empresa

planning

Estrategias para maximizar el valor de tu empresa

La mejor estrategia para que tu negocio nunca esté amenazado es prevenir y adelantarte al surgimiento de posibles problemas. Sin embargo, es posible que algunos se te pasen por alto. Si esto sucede es fundamental que los detectes con rapidez para definir un plan y actuar lo antes posible. Aquí te proponemos algunas medidas que puedes utilizar como manual de urgencia.

Análisis continuado. Para diagnosticar un problema antes de que se convierta en estructural es importante saber en todo momento cuál es la situación de la empresa, en qué situación se encuentra. Este diagnóstico es bueno que lo realice una persona externa a la empresa para que no esté condicionada por las expectativas y trayectoria.

Establece un plan de acción. Después de analizar la situación, deberás trazas una estrategia para solucionar los problemas. Ponte un plazo realista que te permite estabilizar la empresa y empezar a reflotarla a medio y largo plazo. Determina qué tipo de acciones deberás llevar a cabo, quizás con reajustes mínimos se solucione el problema, aunque puede que tengas que llevar a cabo una reorientación integral.

Preserva la caja. Por muchos planes de reajuste que debas afrontar, siempre ten en cuenta que necesitarás contar con efectivo para poner en marcha todas esas acciones previstas.
Ten claro que no va ser fácil. El objetivo final es sanear la empresa y evitar el cierre. Tendrás que tomar decisiones duras, trata de buscar las fórmulas que hagan el menor daño posible. Demuestra que tú, como empresario, eres el primero en hacer sacrificios.

Flexibilidad. Puede darse el caso de que tus clientes no te compren porque sufren de falta de liquidez. Algo que puedes hacer para que esto no te afecte es buscar recursos que ayuden a financiar sus pedidos o, ante una situación drástica, abaratar la oferta. Una opción para recuperar los precios una vez pasada la crisis es utilizar técnicas de promoción, oferta u outlet para que el mercado perciba que la reducción de precio es algo coyuntural. Estas acciones implican reducir los márgenes, algo peligros si no contabas con un gran margen de maniobra.

Reduce costes. En el análisis previo que se ha realizado se habrán evaluado los costes e identificado las partidas estratégicas, además de valorar la posibilidad de subcontratar determinados aspectos que no sean el negocio principal.

Salarios de los directivos. Una medida impopular pero bastante efectiva cuando se trata de buscar liquidez es reducir las nóminas del equipo ejecutivo.

Ante la inviabilidad de la empresa. Puede que el análisis haya determinado que la empresa no puede continuar en pie. Si se da esta situación, estudia la posibilidad de quedarte con la base del negocio y sacrificar todo lo demás. Antes de optar por la liquidez de la parte del negocio que sea insolvente, estudia otras posibilidades como la cesión de esta área de negocio a los empleados. Otra opción es buscar un socio inversor, aunque esta estrategia solo podrá darse en el caso de que le empresa tenga posibilidades de sobrevivir.

bsi

No hay comentarios

Comentar