Ojo con las deudas en las herencias

inversores-privados-herencia

Ojo con las deudas en las herencias

¿Tengo liquidez para cobrar una herencia?

Cuando escuchamos la palabra herencia en la mayoría de las mentes se activa la representación del dinero en sus diferentes vertientes: casas, terrenos, dinero, seguros de vida, etc. Esta palabra no comporta para todos el mismo significado, sobre todo si hay una mala experiencia previa que nos hace recordar los ingentes trámites que se han de llevar a cabo para cobrar un dinero, o en el peor de los casos, saldar deudas pendientes que incluso puede superar el valor del patrimonio a heredar.

Todos queremos heredar pero no sale gratis. Difícilmente obtendremos los bienes si previamente no contamos con el dinero o aval suficiente para que nos adelanten el dinero y así poder cobrar la herencia sin arruinarnos. Para muchos ciudadanos supone un problema ya que no cuentan con un capital privado solvente que les permita hacer frente a pagos como el Impuesto de Sucesiones y Donaciones o aquellas posibles deudas que hayan quedado sin saldarse. Es un desembolso inicial importante que en muchos casos echa por tierra el cobro, a menos que se cuente con la ayuda de inversores privados para recuperar la herencia.

 

Trámites para no perderse

tramites-inversores-privados

En el mismo momento en que una persona fallece y ésta deja sus bienes a sus sucesores, los herederos se ven sumergidos en una constante inacabada de trámites legales que son complicados de gestionar por un mismo. Por eso, es importe adelantarte y conocer los pasos que se han de llevar a cabo para que una vez llegado el momento se puedan afrontar con la seguridad y el conocimiento de lo que se está realizando.

La primera parte de los trámites para solicitar una herencia pasan por:

  1. Certificado de defunción

Certifica el fallecimiento y la empresa que se encarga del funeral lo entrega

  1. Certificado de últimas voluntades

Transcurridos 15 días hábiles del fallecimiento se pide o bien tu abogado o la Gerencia del Ministerio. Habrá que pagar una tasa. Con este papel se conoce si el fallecido realizó o no testamento y los que ha podido hacer

  1. Certificado de seguros son las pólizas que tuviera contratadas. También se solicita transcurridos 15 días hábiles. En el caso del seguro de vida se dispone como mucho 5 años para reclamarlo.
  2. Se acude al notario que firmó el último testamento con los certificados y se pide una copia, si la herencia cuenta con testamento no hace falta la tramitación de declaración de herederos pero si no, habrá que solicitar este documento a la notaría o al Juzgado de Primera Instancia.

La segunda parte es la que nos interesa para saber si aceptamos o renunciamos a la herencia que es el inventario de bienes y deudas. Si la herencia contara con deudas previamente se han de liquidar para poder cobrar la herencia y cada heredero conocedor a través de este inventario de bienes y deudas ha de tomar la decisión de forma individual de si acepta o rechaza la herencia. Si la acepta el siguiente paso sería pagar las deudas.

Pagar deudas de herencia sin dinero

deudas-inversores

Como los acreedores a los que se les debe la deuda generada por el fallecido tienen prioridad debemos asegurarnos de que no corremos ningún riesgo por tanto según lo que decidamos, si aceptar o rechazar la herencia se procederá de uno o de otro modo. Si aceptamos la herencia a beneficio de inventario las deudas serán pagadas con el límite del patrimonio heredado, no del propio patrimonio. Es la opción más recomendable en el caso de que las deudas del fallecido superen a sus bienes. De esta forma el patrimonio del fallecido y del heredero se mantendrá de forma separada, sin llegar a unificarse, y los acreedores no podrán pedir a los herederos responsabilidad sobre dichas deudas.

Pedir dinero prestado para cobrar una herencia

Existen soluciones para poder cobrar la herencia y la Agencia Tributaria te las brinda: Hacienda te presta el dinero pero las operaciones de ‘ayuda’ van aparejadas de gastos e intereses, como por ejemplo, la constitución del aval. Sencillamente, la mejor alternativa si no cuentas con alguna persona de confianza que te preste el dinero es acudir a un inversor privado y sólo tendrás que enfrentar los intereses que te pida el inversor. Te olvidas de pagar los gastos de constitución del aval. Además, si comparas los intereses del inversor privado y los intereses de Hacienda por la demora sabrás que la alternativa más juiciosa pasa por hablar con tu inversor privado. Puedes avalar el capital prestado con los bienes de la herencia o podrías también establecer un préstamo que esté vinculado a la futura venta de algún bien de la herencia, como puede ser una casa, empresa familiar, terreno u otra propiedad.

Si quiere conocernos mejor puede contactar a través de nuestro formulario de contacto o si lo prefiere, nos puede visitar a la siguiente dirección:

bsi

No hay comentarios

Comentar